Pigmalión, música enviada desde El Ejido

Foto tomada del Dossier de Pigmalión

Carlos López Lirola, mi invitado en el episodio 145 de Music in 2Flavors/Música en 2Sabores, y Sergio Albacete nos arropa con el calor andaluz de su nueva producción discográfica en conjunto: Pigmalión. Ambos son protagonistas de las historias entrelazadas en este disco y, es muy probable, que de la suya igualmente cuando como me pasó a mí al escuchar este disco. Porque a pesar de que este disco refleja las experiencias de ambos, al igual que un libro, estas experiencias pueden ser las suyas de igual forma como fue en mi caso cuando lo escuché.

Foto tomada del Dossier de Pigmalión

En este disco, Carlos y Sergio, acompañado en algunas ocasiones por Jorge Pardo en la flauta traversa, nos trae una Andalucía colorida basada en sus experiencias armónicas recogidas en la larga trayectoria musical de ambos. Carlos, un renombrado guitarrista, compositor y arreglista demuestra, una vez más, su genialidad cristalina y cromática al momento de interpretarnos las composiciones musicales a través de sus guitarras. Sergio, nos arropa con ese viento andaluz a través de su clarinete, flauta y saxofón. El nos evoca esos sonidos del jazz típico que se escuchaba en esa Sevilla amante de este género en los ochenta y produciendo en nosotros, sus escuchas, un viaje imaginario a las tabernas típicas de Andalucía en donde nos sentábamos a escuchar música en vivo previo a la pandemia.

Pigmalión, La búsqueda de la belleza, es la nueva producción discográfica mencionada y que nos alegra este mes de diciembre con seis bellísimas composiciones. Por fin una grata noticia dentro de la pandemia. Este disco está repleto de sonidos jazzísticos y románticos, como es en el caso de la Calle del Agua de esa Granada que muchos deben de conocer, si la han visitado, y de un sin número de explosiones armoniosas con sus respectivos aerófonos y cordófonos, manejados de forma magistral por Carlos y Sergio.

Foto tomada del Dossier de Pigmalión

El disco empieza con Salinas del Sur, de la autoría de Carlos y que la describe como una fotografía de las salinas de Almería. Notamos en ella ese toque guitarrístico andaluz que estamos acostumbrados a escuchar teniendo en el mismo primer plano al saxofón de Sergio. En esta melodía ninguno de los dos instrumentos principales, al igual que en el resto de las composiciones, se sobreimpone al otro. Notamos en el saxofón y en la guitarra ese patrón melódico repetitivo que nos endulza la audición; los armónicos de la guitarra suena como al que repercute en el cuero para crear ese eco que no cansa, sino que te embelesa hasta arrullarte a los brazos de Morfeo y en el saxofón ese arrullo tímido del Guadalquivir que baña las costas sevillanas.

Foto tomada del Dossier de Pigmalión

Unizap es de la autoria de Carlos. Nos la describe como ese reflejo del paso de la cultura árabe y la gran huella indeleble que dejaron en todo el sur español.

La introducción nos remonta a esa época en donde los músicos buscaban la originalidad de sus creaciones. Esa época de psicodelia y progresión en el rock y a esos sonidos que solo un indiscutible Miles Davis producía rompiendo con los patrones de rigor de la época. Sergio y Carlos logran con la flauta y la guitarra darnos ese giro jazzístico con ciertas pinceladas de música oriental imitando instrumentos mozarabes la cual terminan con un bello golpe al Gong. Para mí, fue muy grato escuchar el que esta canción me permitiera inmersarme en esa nostálgica época en donde, por encima de la parte económica, pesaba más la creatividad musical que cualquier otra cosa.

En Himno a los perdedores, tema compuesto por Sergio Albacete, es una composición sublime que refleja claramente el espíritu cansado y derrotado de aquellos que en algún momento no pudimos más con los limones que nos arrojó la vida. Un himno, no de crítica, que bien refleja cómo nos sentimos en ese momento en que vemos que todos se nos cae encima. Porque quien diga que nunca se ha sentido así, se miente así mismo y a sus cercanos. Esta composición, mas que una lánguida composición lenta, es todo lo contrario. Comienza con unos acordes de guitarra lentos para que el saxofón vaya insuflando ese ánimo de esperanza; el de levantarnos del suelo y seguir caminando y recordándonos que no es malo perder o sentirse mal por no triunfar. De repente, en el momento menos inesperado, la guitarra de Carlos nos hace olvidar de lo moderado de sus notas a algo más expresivo y pintoresco, produciendo una explosión armónica fabulosa para el amante de la guitarra. El ritmo, en tiempo Moderatto (para ir contra la norma actual de clasificar tiempos en números), es más una oda a que no siempre seremos marcados como perdedores. Si quieren saber porqué opino así, hay que escuchar esa nota de saxofón al final de esta canción, luego del solo de guitarra de Carlos. Aquí se nota las pinceladas finas de una influencia de esa guitarra country de EEUU en sus acordes. Ergo, esta es una composición que representa la pura genialidad armónica de sus autores. De repente me sentí en dos mundos musicales distintos y similares a la vez.

Con La Muralla, otro tema de Sergio, nos lleva a Torre del Campo, un pueblo de Jaen. Su indiscutible tono flamenco no podía faltar en Pigmalión. En esta la flauta, el clarinete y el saxofón nos da ese aroma del jazz latino o latín jazz tan conocido por muchos que recorrimos ese mundillo acá en América de una forma muy recatada o que devorábamos sin pudor alguno. Una excelente forma de airear nuestras mentes con esa flauta y el clarinete con sus notas agudas dando a nuestro espíritu musical un respiro de la música que la radio comercial nos inunda a diario. En esta composición, Sergio y Carlos contaron con la colaboración de Jorge Pardo en la flauta traversa.

El disco cierra con una bella composición: Andén Numero 3, otra creatura de Carlos. En ésta me reflejó el sonido rítmico de la famosa época Belle Epoque, en donde los amados despedían a sus amores en la estación del tren. Al menos ese fue la inspiración y memoria que me produjo la guitarra y clarinete de Carlos y Sergio en toda la canción. Un bello retrato en donde los andenes de tren inspiraron y evocaron sentimientos diversos a aquellos que se despedían desde este punto en cualquier estación de tren

En la guitarra de Carlos podemos sentir una de las tantas llamadas que hace el conductor a abordar el tren más o menos en el minuto noventa segundos. El clarinete de Sergio nos produce ese sentimiento de nostalgia tan bello y único que este instrumento es capaz de recrear con sus notas. El acompañamiento del rasgueo de Carlos en la guitarra más o menos en el minuto cinco es la escenificación de la partida del tren, ese momento de no saber cuánto tiempo pasara desde que podamos abrazarnos a ese ser querido. Esta pieza musical es un fiel reflejo de lo que hemos estado sintiendo por los últimos meses de esta pandemia. Esa despedida desde un Andén en espera de poder reunirnos con nuestros seres queridos y abrazarlos. Este disco cierra de forma monumental al igual que un torero al salir por la Puerta del Príncipe.

Este disco no debe de pasar desapercibido por nadie. En él se ha conjugado las expresiones rítmicas de dos excelentes músicos que evocan o producen emociones maravillosas al ser escuchado. Este no es un disco para escucharlo de pasada, sino para sentarse y prestar atención a cada modulación de las notas y compenetrarse a cada melodía, como si estuviéramos sentados al frente de sus creadores.

El no tener este disco en su colección sería un error para cualquier amante de la música. Este disco no solo debe ser adquirido por usted, amigo lector, sino que debe de ser motivo de difundirse por la radio independiente y comercial. Este disco es la expresión, no solo de sus creadores, sino cómo nos sentimos durante esta Pandemia y como nos levantamos de ella con mayor fuerza al poner nuestras mentes creativas para producir Pigmalión.

Si me preguntan, este disco amerita ser premiado y considerado como una producción excepcional. A esos efectos les doy 5/5 agujas de tocadisco. Gracias, Sergio y Carlos, por la bella música que han creado.

Si no lo pueden comprar porque han gastado demasiado en estas Fiestas, escúchenlo en Spotify y pronto saldrá el video de una de las canciones.

A todos ustedes, les deseo unas FELICES FIESTAS y que pronto podamos dejar de despedirnos de cualquier anden de tren y poder abrazarnos con nuestros seres queridos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Translate »